Ubicación

Calamocha

Situación en Europa Situación en España

  La villa de Calamocha está situada en la provincia de Teruel en la comunidad Autónoma de Aragón (que aparece  señalada en los mapas anteriores), a 110 km. de Zaragoza y a 71 km de la capital de la provincia. Unida a ambas capitales por la autovía Mudejar.

   

Calamocha se encuentra a unos 884 m. de altitud en las estribaciones del sistema Ibérico.

  El clima es continental extremo, por tanto suelen ser famosas las bajas temperaturas que se alcanzan las noches invernales, al mediodía la temperatura sube y se producen grandes diferencias térmicas.  Sin embargo quiero destacar que es un clima agradable, se trata de un frío seco y, casi nunca hay viento por tanto se soporta muy bien si contamos con un buen abrigo. En la Enciclopedia Universal Multimedia ©Micronet S.A. 1998 encontramos los siguientes datos en relación a Calamocha:

Calamocha [España]

 Municipio de la provincia de Teruel situado a 70 km al NO de la capital, a 884 m de altitud, con 4.270 habitantes y 58,22 km², regado por el río Jiloca. Es capital de la elevada y amplia comarca de los Altos Campos Turolenses y es famosa por dar las temperaturas invernales más bajas de todo el país.

Patrimonio Artístico

Puente romano sobre el río Jiloca, de un sólo ojo de 6 m de altura y 3 m de ancho.
Iglesia de Santa María la Mayor, barroca de los siglos XVII y XVIII, con monumental portada. Consta de tres naves que se cubren con bóveda estrellada y que guardan interesantes retablos barrocos.
Convento de la Concepción, de la misma época.
Ermitas del Santo Cristo y de San Roque, de estilo barroco.
Varias casas solariegas, también de los siglos XVII y XVIII, entre las que destacan la de los Ángulos, los Tejada y los Valeros.

Economía

Diversas industrias, especialmente alimentarias y cárnicas, hacen de Calamocha uno de los municipios económicamente más activos de la provincia.

Fiestas y Folklore

Asunción de la Virgen y de San Roque, el 15 de agosto. Fiestas mayores.

Artesanía

Carpintería y ebanistería.

Gastronomía

Sopas de ajo, migas. También destacan dos productos de excelente calidad, el azafrán y el jamón, actualmente con denominación de origen Jamón de Teruel.

Curiosidades

Calamocha, al igual que otras poblaciones de su entorno, aparece mencionada en varias ocasiones en el Cantar de Mío Cid, ya que toda la comarca fue escenario de las correrías de don Rodrigo Díaz de Vivar, el Cid.

 Hay que recordar al viajero que recorre la N 234 camino de Zaragoza, Valencia, Teruel,… que esta localidad es un lugar ideal para parar a comer o a comprar pastas o un buen jamón de denominación de origen Teruel.  Pronto atravesará nuestra comarca la autovía que unirá Zaragoza con Valencia, esperamos que entonces el viajero recuerde que tenemos muy buenos restaurantes en el pueblo.

 Esta  zona  ha sufrido el efecto de la emigración desde los años 60, sin embargo en los últimos años su crecimiento demográfico tiende a ser cero.

Éste es el monumento a San Roque, el patrón de Calamocha. 
Está situado en la plaza del  Peirón.
Las fiestas patronales son del 14 al 17 de agosto en honor de la virgen y San Roque, merece la pena visitarnos para esas fechas.
La zona de Calamocha depende de la agricultura y ganadería. El sector agroalimentario es el más importante y  son famosos por su calidad los jamones de Calamocha.
 Os recomiendo, si todavía no lo habéis hecho,  que probéis los jamones con denominación de origen de Teruel.

 

Este es el puente romano de Calamocha, aunque un historiador decía que podía ser de origen románico.
Los Calamochinos preferimos creer a los otros historiadores que han confirmado su origen romano.

El día de San Roque, 16 de agosto, muchos calamochinos bailamos con el santo y le acompañamos en una ruta de ida y vuelta hasta su ermita.  Espero seguir fiel a esta cita durante muchos años.
Os recomiendo que nos visitéis ese día, el baile empieza a las 9:00 h y se prolonga hasta casi las 12:00 h., la música se interrumpe cuando los dicheros desean decir uno de sus dichos. 

 El baile San Roque se baila, además del 16 de agosto, el  17 del mismo mes o día de San Roquico (saliendo de la Iglesia se hace un recorrido por el pueblo) y el domingo siguiente en el que se acompaña a San Roque de vuelta a su Ermita.  Todos esos días se pueden escuchar los dichos o versos que crean los “dicheros” (el único requisito que tienen que cumplir es que tengan algo que decir) para hacer referencia o crítica a los hechos sucedidos durante el último año.
Como bailadora, quiero hacer desde aquí un agradecimiento especial a todas las personas que se cargan con el botijo o la botella de agua fresca para que podamos reponer líquidos.  Sin ellos no podríamos conseguirlo, hay que tener en cuenta que suelen ser días en los que hacer calor y  que hay un buen camino por recorrer.

 El baile San Roque sucedió, entre 1884 y 1886, al antiguo Dance de Moros y Cristianos que se realizaba en honor a San Roque; como consecuencia de una gran epidemia de cólera en la comarca, se empezó a bailar el actual baile San Roque en acción de gracias.

 Desde 1988 los dichos se recogen en los Cuadernos del Baile de San Roque (revista de Etnología) que publica el Centro de Estudios del Jiloca y que actualmente recoge, además de los bailes procesionales de la comarca, cualquier manifestación de la identidad cultural de estas tierras.

 

 

Deja un comentario