Archive for Excursiones

Actividades del Departamento de Lengua

Luces de bohemia en el teatro de Las Esquinas

María Jesús Finol y David Pina

El jueves 23 de febrero, los alumnos de 4º de ESO del IES Valle del Jiloca, junto con las profesoras acompañantes, Elisa González y Julia Carrasco, fuimos al Teatro de las Esquinas a ver la representación de Luces de bohemia, de Ramón María del Valle-Inclán. Esta obra es un ejemplo del esperpento, un tipo de teatro creado por este autor para mostrar la esencia grotesca de la sociedad española de su época, principios del siglo XX.

Luces de bohemia habla de Max Estrella, un poeta ciego y bohemio que recorre de noche distintos lugares de la ciudad de Madrid, en compañía de Don Latino, que le sirve de guía.

La obra fue representada por la compañía Teatro del Temple, la cual, desde su nacimiento en 1994,  ha producido 32 espectáculos –17  de los cuales han sido representados en Madrid–, ha visitado 18 países y ha obtenido premios prestigiosos como el Max. El equipo estable de esta compañía lo componen tres personas: Carlos Martín en la dirección escénica, Alfonso Plou en la dramaturgia y dirección técnica y María López Insausti en la producción. En la representación de Luces de bohemia participaron 8 actores, que dieron vida a la gran mayoría de los personajes (más de 50) que pueblan esta obra.

En cuanto a la escenografía, estaba muy bien diseñada, con muy poco material, utilizando solamente cuatro paneles de chapa con ruedas que los actores cambiaban de ubicación en cada escena, acompañados por música. Respecto al vestuario, era muy sencillo, pero permitía que, aunque los actores fueran pocos, se notara fácilmente cuándo interpretaban un personaje distinto. Los cambios de vestuario se realizaban detrás de las placas de metal, en cuyo reverso había unas barras de las que colgaban perchas con las diferentes prendas utilizadas durante la representación. Esto llamó la atención del público y mostró cómo las pequeñas compañías son capaces de crear representaciones complejas con poco presupuesto que quedan realmente bien.

En conclusión, Luces de bohemia nos pareció una obra interesante, con un texto intenso y una puesta en escena que jugó con la originalidad pero que mantuvo, en general, un aire de tiempos pasados, con escenas muy llamativas, en las que Valle pone de manifiesto la decadencia de España y de los españoles, quienes, vistos desde fuera, son el esperpento.


Visita del polifacético Roberto Malo


Marta Domínguez - 1º ESO

El animador sociocultural y escritor Roberto Malo visitó el Valle del Jiloca el pasado 1 de marzo y realizó un cuentacuentos para los alumnos más jóvenes, los de 1º ESO.

Fue todo un éxito y le estamos muy agradecidos. Hizo muchas actividades: recitado de poemas, dramatización, cuentacuentos y hasta se animó con la canción. Los estudiantes también tuvieron que participar en este acto tan dinámico.

Roberto está inmerso ahora en la novela gráfica, el cómic clown y las historias de terror sin abandonar jamás el humor. La jornada laboral fue muy divertida y además productiva porque con el cuento de “Thanga y el leopardo” nos adentramos en la tierra africana y descubrimos, a golpe de tam – tam que las chicas también pueden ser cazadoras.

Visita de Tecnología Industrial por nuestro entorno

Los alumnos de Tecnología Industrial I y II hicimos el 8 de febrero una visita a dos empresas cercanas.

En primer lugar fuimos a ver un secadero de jamón, Casa Domingo, y valoramos el trabajo en una industria dedicada a esta actividad tan ligada a nuestro territorio. Allí nos explicaron todo el proceso que sigue la carne a lo largo de los dos años que tarda a poder salir a la venta como jamón curado.

Pudimos hacernos una idea de los procesos necesarios, temperaturas de trabajo, comercialización y calidad del producto y además, de despedida, nos invitaron a degustar jamón y longaniza. ¡Buenísimos!

Tras el secadero queríamos visitar un sector totalmente distinto, la fabricación de derivados del cemento en la empresa Tejas Sánchez. En esta industria familiar el moldeado, vertido y embalaje están muy automatizados, por lo que la idea era comprobar la utilidad de los procesos automáticos estudiados en clase.

Lamentablemente habían sufrido una avería esa misma mañana y se nos quedó la visita muy reducida, sin poder ver la planta en producción.

 

Excursión de 1º de ESO a Teruel

Descargar (DOCX, Desconocido)

Excursión a Jaca y San Juan de la Peña

Descargar (PDF, Desconocido)

EXCURSIÓN AL MONCAYO

María García Cutando. 1º Bto. de Ciencias y Tecnología.

El pasado martes 18 de octubre, los alumnos de 1º y 2º de Bachillerato del IES “Valle del Jiloca” de Calamocha, acompañados por los integrantes de los departamentos didácticos de Educación Física y Filosofía, fuimos de ruta senderista al Moncayo, monte de unos 2314 metros de altitud situado entre las provincias de Zaragoza y Soria.

fullsizerender

Salimos de Calamocha a las 7:30H desde la estación de autobuses. El viaje hasta el parking al pie de la montaña duró un poco más de 2 horas. Mientras nos íbamos acercando, el paisaje era asombroso, había gran cantidad de árboles coloridos.

En cuanto dejamos el autobús, nuestros tres profesores acompañantes nos aconsejaron dejar la ropa de abrigo en el autobús ya que hacía un día bastante bueno para andar además de que así nos ahorraríamos peso. Nos explicaron también, el funcionamiento de una aplicación que permite localizarnos en cualquier lugar en caso de emergencia. Por suerte todo salió como se esperaba y no hubo que utilizarla. Antes de emprender nuestro objetivo, subir el Moncayo, tomamos algún que otro fruto seco y chocolate para coger energía.

Primero fuimos por la carretera hasta encontrar una senda con multitud de gruesas raíces en el suelo. A continuación, seguimos todo recto, en ese momento la vegetación había cambiado a montones de hojas marrones del otoño y al verde de los musgos. Al principio se nos hizo el camino duro ya que no solemos hacer estos retos a diario, pero en cuanto cogimos el ritmo comenzamos a ganar altura enseguida. Descansamos un par de veces antes de llegar a un cruce de caminos. Al cabo de un rato encontramos un camino que nos permitía seguir ascendiendo. Era más duro que antes, pero pudimos con él.

img_1249

Poco después llegamos a un sitio amplio donde almorzamos durante media hora. Ese lugar hacía de frontera entre la comunidad de Castilla y León y Aragón. Tras esta parada continuamos por un pedregal. Sólo había unos pocos arbustos hasta llegar a una zona con árboles altos y sin apenas ramas. Paramos por el cansancio acumulado a reponer fuerzas. Fue entonces cuando nuestros profesores se dieron cuenta de que nos disponíamos de tiempo suficiente para alcanzar la cima y tuvimos que descender.

La bajada fue mucho más rápida, en unos 30 minutos ya habíamos descendido lo que nos había costado subir casi dos horas. Cogimos fuerzas y seguimos por una pista forestal que conducía hasta el santurario de la Virgen del Moncayo. Era un camino más suave y se nos hizo más ameno. Hicimos unas paradas para reagrupar el grupo, observar las excelentes vistas y hacernos algunas fotos. Se respiraba paz y tranquilidad e impresionaba ver tan pequeñas las localidades alrededor de la montaña.

fullsizerender-2

En cuanto llegamos al santuario comimos. Empezó a hacer un poco de frío, pero tardamos poco en reunirnos para coger una senda que conducía al parking. Disfrutamos de lo que nos quedaba de viaje y cuando todos llegaron, cogimos nuestra ropa de recambio, nos vestimos y subimos al autobús rumbo a Calamocha. Aunque el regreso estaba programado para las 18:30H, llegamos a las 20:00H.

Al día siguiente, en la clase de filosofía leímos con nuestro profesor un artículo que habla acerca de los beneficios para la salud derivados de la práctica del senderismo: ayuda a despejar la mente, favorece la concentración y la memoria, aumenta la creatividad, en definitiva te carga las pilas y te hace sentir mejor física y psicológicamente porque el contacto con la naturaleza es fuente de salud.

En resumen, pasamos un día fantástico al aire libre rodeados de nuestros compañeros de clase y, a pesar de no lograr nuestro propósito de llegar a la cima, valió la pena esta experiencia. Estamos orgullosos de los 20 km caminados con 1000 metros de desnivel, y de haber podido pasar un día tan divertido en la naturaleza. Estamos agradecidos de haber participado en esta excursión y con ilusión de poder realizar de nuevo esta actividad algún día y, esta vez sí, hacer cima.

fullsizerender-1