Excursión a Soria

 

Noelia Del Val Allueva y Vanessa Hernández Félix 4ºB

El pasado 27 de octubre, los alumnos de 4º de la ESO del Instituto “Valle del Jiloca” fuimos de viaje a la ciudad de Soria y sus alrededores para visitar sus lugares más emblemáticos, como son la ermita de San Saturio, el patrón de la ciudad, o el instituto donde impartió clases el poeta Antonio Machado.

IMG_1026

La visita no comenzó en el centro de la ciudad, sino en sus alrededores. En primer lugar, visitamos el monasterio de San Juan De Duero, uno de los ejemplos más significativos del románico soriano, su claustro con arcos de varios estilos arquitectónicos, entre los que se puede ver que en algún cruce no hay columna que los sujete, y sus capiteles donde se representan distintos pasajes de la vida de Jesús, fueron algunas de lo que más nos llamó la atención. Después, fuimos con el autobús, a causa de la lluvia, a la ermita de San Saturio, que se ubica justo a la orilla del río Duero. El lugar destaca por la belleza del paisaje, que en este tiempo de otoño especialmente, rodea la ermita a la que se accede por una pequeña cueva.

IMG_8499

En el monasterio San Juan de Duero

IMG_0871

Ermita de San Saturio junto al río Duero

IMG_0917

Una vez ya en la cuidad de Soria, visitamos el museo de la ciudad. En él, nos detuvimos en el espacio que se dedica a la ciudad celtíbera de Numancia. Pudimos apreciar, a través de una maqueta entera, cómo sería la ciudad. Vimos algunos de los restos de los objetos encontrados en las excavaciones y también recibimos una pequeña explicación acerca de la famosa resistencia numantina.

Después de una parada para comer, hicimos una ruta por las calles de Soria donde visitamos a lo largo de la tarde, otros lugares significativos de esta hermosa ciudad. Uno de ellos fue la iglesia de Santo Domingo, con su preciosa fachada románica en la que se representan distintos episodios de la Biblia. Entramos y nos sorprendió ver que es un convento que alberga a unas monjas de clausura llamadas clarisas. Otro de los sitios que visitamos, fue el IES “Antonio Machado”, el instituto donde dio clases el poeta Antonio Machado. Tuvimos la suerte de estar en la misma aula donde daba hacía de profesor. Nos explicaron como fue la vida personal y profesional del poeta.

Paseamos por el Collado que es, como se suele decir, la espina dorsal de la ciudad. A cada lado, van saliendo ramificaciones con calles estrechas, donde están situados los edificios más antiguos de la ciudad. La calle desemboca en la Plaza Mayor donde se encuentran la Audiencia, que fue el antiguo ayuntamiento; la Fuente de los Leones, trasladada desde la falda del cerro del Castillo; el Ayuntamiento, que fue antiguamente la Casa de Los Doce Linajes; la iglesia de Santa María la Mayor, en la que podemos encontrar una estatua de bronce de Leonor, que fue esposa de Machado y la Casa del Común.

Esta excursión, desde nuestro punto de vista, ha sido una gran oportunidad para ampliar nuestros conocimientos sobre acontecimientos y lugares de nuestro pasado, que encontramos muy cerca de nuestra localidad. Muchas de los conocimientos aprendidos en las diversas asignaturas, los hemos podido ver reflejado en iglesias (Santa María la Mayor), monasterios (San Juan de Duero), aulas como la de Antonio Machado y conventos como el de las Clarisas. La llegada a esta preciosa ciudad fue interrumpida por la lluvia, pero en nuestra opinión tuvo su parte positiva, ya que pudimos disfrutar de unas espectaculares vistas, que no siempre se dan, junto al río Duero. Además ,contamos con la colaboración de una guía que nos acompañó durante todo el recorrido. El museo de Soria fue para nosotras, una manera de aprender, amena, divertida y muy recomendable, la historia de esta ciudad. Nos gustó mucho visitar, también, el Instituto “Antonio Machado” y ver, además del aula del poeta, su actividad diaria, que nos recuerda a nuestro centro.

Los profesores nos dejaron un tiempo para comer en un centro comercial situado a la salida de Soria, ya que llovía intermitentemente. Nosotras lo vimos muy adecuado, ya que es un lugar muy demandado por los adolescentes y nos distrae un rato. Cuando finalizamos la visita de la tarde, después de todo un día repleto de aprendizaje, fue acertado que los profesores, nos dejaran un ratico de tiempo libre, de nuevo. Pudimos disfrutar del centro de Soria para dar un último paseo.

En conclusión, pensamos que fue un grato día lleno de múltiples y divertidas actividades que nos ayudaron a conocer esta maravillosa ciudad.

Deja un comentario